A la hora de cuidar a una persona que ha tenido algún traumatismo, ictus, diversas enfermedades, parálisis cerebral, etc. Hay que tener en cuenta si la persona conserva ciertos movimientos residuales, tal vez pueda seguir haciendo esa tarea él solo con la ayuda de un utensilio adaptado.

Mientras que la persona pueda hacer las tareas por ella misma, es mejor dejarles que lo hagan ellos y tener paciencia.

Para ello les podemos ayudar con este tipo de cubiertos, con los que ellos se sentirán más cómodos:

  • Cucharas con cobertura de FIMO incorporada, son cubiertos que están adaptados para personas que sufren ataxia, Parkinson, etc. (Estas cucharas al tener este material, les proporcionan más peso y esto les da una mayor estabilidad).
  • Cucharas redondas, son unas cucharas más redondas que las convencionales, ya que con ellas evitaras que derrames la comida y no te costara tanto introducirlo en la boca.
  • Cucharas y tenedores curvos, personas con: parálisis cerebral, lesiones medulares altas, espasticidad severa u otras patologías. Sobre todo es para personas que tienen secuelas en codos y muñecas, porque estos no pueden acercar la mano a la boca y con esta curvatura les es más fácil.
  • Tenedor-cuchara, personas con hemiplejia, miembros amputados, etc. Con este utensilio tienes las 2 en uno solo y así te evitas el andar cambiando de mango.
  • Cuchillo Nelson, es parecido al anterior, solamente que este sirve para cortar y pinchar con la misma mano. Lo que para ello tendrás que tener destreza para maniobrar el utensilio.
  • Cuchillos mecedora, este utensilio es útil cuando la persona no tiene casi movilidad en sus dedos, en cambio, su muñeca conserva su movilidad.

 

 

Por otro lado, nos encontramos los Mangos adaptados:

Estos mangos les ayudan, ya que poseen una dureza superior a los que fueron fabricados con silicona. Esto beneficia la posición de las personas con movilidad reducida en sus manos. Podemos encontrar los siguientes:

  • Engrosadores de silicona: hay mangos adaptados más finos y gruesos:
  • Mangos duros: pesan más que los de silicona. Tienen capacidad para introducir directamente el cubierto que quieras con o sin alargador.
  • Mangos de porexpan: para personas que no tengan mucha fuerza en las manos. Con estos mangos no tendrán problemas, ya que no precisan de peso.
  • Mangos pesados: son ideales para personas que no son capaces de llevar correctamente los alimentos a la boca. Puesto que les proporciona estabilidad.
  • Engrosadores redondos: como se eliminan los bordes son mucho más cómodos y suaves.
  • Mango redondo: son ideales para personas con espasticidad y mano en forma de garra. Porque permite coger el cubierto sin modificar la posición de la mano.

Otro utensilio bastante útil, aunque no tiene nada que ver con los anteriores:

  • Abrocha botones: este aparato aunque no se trata de un cubierto, es un aparato muy útil. Ya que gracias a él te podrás abrochar los botones con una sola mano.