¿Sabes cuál es la Mentalidad requerida de un Cuidador eficiente?

La gran mayoría de Personas Dependientes no necesitan de Cuidados Profesionales. Mediante la ayuda de Familiares y un Horario Sensible es posible ayudarlas a vivir normalmente.

Desafortunadamente este no es el caso para todas las Personas Dependientes. A partir de cierto Nivel de Dependencia es preciso contratar a Profesionales del Cuidado de Personas Dependientes las horas del día que sea necesario.

Sin embargo, no es un trabajo tan sencillo y agradecido como pueda parecer.

Desde Renacer ejemplificamos las Cualidades de un cuidador y los Problemas a los que se enfrentan en su trabajo a diario:

 

Paciencia

La principal y más importante parte de la Mentalidad de un Cuidador. Sin Paciencia un Cuidador no puede lidiar con los Pacientes más Fastidiosos.

Es de entender que una Persona que no pueda desarrollar su vida de forma normal actúe de forma Impaciente o Grosera con un Cuidador. A veces sus Enfermedades ya sean Físicas o Mentales les empujan a actuar de esta manera. Además, algunas Personas Dependientes son incapaces de aceptar su propia Dependencia debido a su Orgullo.

Un Cuidador debe entender cómo enfrentar este problema. Lo más importante es entender que salvo Casos Especiales, el Mal Comportamiento de un Paciente casi siempre es debido a su precaria situación. Es por ello que el Cuidador debe saber como Contextualizar y Encajar todo lo que este hace y dice. En otras palabras, ser capaz de aguantar Insultos y Desobediencia y desempeñar su Labor lo mejor posible.

 

Diligencia

Esto es la Capacidad de llevar a cabo la tarea pese a todos los Inconvenientes, siguiendo las Instrucciones al Pie de la Letra y evitando y/o ignorando Distracciones.

En el caso de un trabajo como cuidar de Personas Dependientes esto puede ser Difícil, como cualquier Labor Social realmente. El Paciente puede dificultarle la labor del Cuidador de distintas maneras. Obstaculizándole físicamente, Mintiéndole, Escondiendo su Medicación, Llamando a la Policía, etc…

Un Cuidador Profesional debe Venir con sus Deberes Hechos y seguir una Hoja de Ruta precisa para cuidar del Paciente a la perfección y evitar Distracciones y Entorpecimientos. Para lograr esto hace falta conocer al Paciente a la perfección. Sus Necesidades, su Personalidad, si ha dado problemas a Cuidadores Pasados y sobre todo Medicación y Cuidados Requeridos.

 

Empatía

Un Atributo Universal de todo Trabajador Social. Para tratar con Personas Dependientes hay que tener una Personalidad Agradable aunque No Ingenua y entender los Predicamentos de otros. Además es también necesario tratar al Paciente con Respeto y Profesionalidad, facilitando la situación a ambas partes.

 

Como habéis podido comprobar, ser Cuidador no es fácil y la diferencia que aporta un Profesional como los de Renacer justifica completamente su Precio. Clamamos por un mayor Respeto y Reconocimiento a esta importante Profesión.

 

la mentalidad de un cuidador