La Fibromialgia en mayores es una de las enfermedades más incomprendidas y de las que reciben menos apoyo.

En Ayuda Domicilio Renacer queremos asegurarnos de que conoces la enfermedad al detalle y de que quienes la padezcan reciban el mejor apoyo a domicilio para garantizar su seguridad, salud y bienestar, y ayudarles a mejorar su calidad de vida.

¿Qué es la Fibromialgia?

La palabra fibromialgia significa dolor en los músculos y en el tejido fibroso. Se caracteriza por dolor músculo-esquelético generalizado y sensación dolorosa a la presión en unos puntos específicos (puntos dolorosos). Este dolor se parece al originado en las articulaciones, pero no es una enfermedad articular.

Las personas que se someten a situaciones de alto estrés y los pacientes tratados en cirugía, traumatismo, enfermedades reumáticas (Lupus, artritis…) o por infecciones crónicas pueden desencadenar dicha patología con mucha facilidad.

La fibromialgia es frecuente, la padece entre el 2% al 6% de la población, sobre todo mujeres. Puede presentarse como única alteración (fibromialgia primaria) o asociada a otras enfermedades (fibromialgia concomitante).

Tratamiento de la fibromialgia

La enfermedad no tiene curación definitiva, pero hay tratamientos que reducen los síntomas y el dolor.

Mantener una dieta saludable y una rutina de ejercicios es muy importante.

Se recomienda visitar al fisioterapeuta para aliviar el dolor y al psicoterapeuta para realizar una terapia cognitiva conductual.

Es fundamental aprender a relajarse con regularidad, recomendamos entrenamientos autógenos, yoga, meditación o la relajación muscular progresiva. Cuando el dolor es crónico como método alternativo, es efectivo aliviar el dolor del paciente con fibromialgia, como la acupuntura u osteopatía.

Para el tratamiento médico a veces se recurre a los antibióticos. Se utilizan especialmente los antidepresivos tricíclicos porque reducen el dolor, mejoran la calidad de sueño y la salud general.