Entre las Enfermedades Crónicas más comunes que aquejan a las Personas Mayores y Dependientes se encuentra la Temida Enfermedad de Parkinson.

Se trata de una Enfermedad Progresiva del Sistema Nervioso que comienza afectando simplemente al Movimiento pero cuánto más tiempo pasa más se agrava, causando el fallo de otras partes del Cuerpo Humano hasta manifestarse en forma de Parálisis Total y, eventualmente, Muerte. A día de hoy la Enfermedad de Parkinson no tiene Cura pero los Médicos han hallado formas de retrasar sus Efectos más Perjudiciales usando Medicamentos Específicos.

Esta Condición puede presentarse a una Edad muy Temprana en su forma más leve pero son los Mayores quienes peores Síntomas padecen.

Las Causas de la Enfermedad de Parkinson no son claras y dependen de cada caso. Principalmente se considera que la Predisposición Genética a la Degeneración Celular causa la Desaparición Acelerada de las Neuronas que producen Dopamina. En este supuesto los más susceptibles son los Varones de Avanzada Edad y especialmente aquellos con Parientes que padezcan de la Enfermedad. También se ha observado que Factores Externos como la Exposición a Toxinas o un Traumatismo Cerebral pueden hacer que el Parkinson aparezca.

El Parkinson no tiene Fases Delimitadas pero va empeorando con el Tiempo. Los Síntomas que alertan de la aparición de la Enfermedad en sus primeros Estados son los siguientes:

 

Temblores

El Síntoma más conocido. Comienzan en una Extremidad y van desde los Dedos hasta el final de esta para luego extenderse a las demás, causando Sacudidas incluso en Reposo.

 

Lentitud y Falta de Coordinación

El Daño Cerebral que causa el Parkinson dificulta el Movimiento. Poco a poco las Acciones más Cotidianas se dificultan y enlentecen y aparecen un clara Pérdida del Equilibrio y del Pulso (puede llegar a impedir Escribir correctamente)

 

Rigidez

El Cuerpo se vuelve cada vez más Rígido y Doloroso de operar. A la larga no se podrán hacer Movimientos Amplios. Esto también complica el Habla de las Personas en los casos más Avanzados, desde la Incapacidad de usar distintos Tonos e Inflexiones hasta la Pérdida Total de la Comunicación Verbal.

 

Pérdida de Movimientos Automáticos

Acciones que normalmente ni consideramos como Parpadear, Sonreír o Balancear los Brazos cuando se camina pueden empezar a fallar y a requerir de hacerse Manualmente.

 

Solo uno de estos Síntomas es Motivo de una Urgente Visita al Médico para una Valoración, pero dos o más son normalmente significado de que la Enfermedad está ahí. Sin embargo existen Síntomas más Concretos que aparecen en los Estados más Avanzados del Parkinson, es decir, que afectan más a las Personas Mayores que padecen de la Enfermedad. Algunas de estas Complicaciones son: Dificultad para Pensar (llegando a Demencia cuando el Cerebro ya está dañado del todo), Depresión y Cambios Emocionales, Dificultad para Masticar y Tragar la Comida, Problemas para Conciliar el Sueño, Incontinencia y Estreñimiento.

También se han observado Síntomas Secundarios más Extraños en ciertos casos como: Cambios en la Presión Arterial, Disminución del Olfato y Disfunción Sexual.

 

La Enfermedad de Parkinson