La vitamina D es muy importante porque nos aporta calcio en los huesos y dientes, y nos fortalece el sistema inmunológico y esto nos ayuda a que nuestro organismo este libre de infecciones.

Pero en personas mayores es mucho más importante que tengan vitamina D. Ya que si no cuentan con ella, se puede desarrollar osteoporosis. Esta enfermedad consiste en la descalificación de los huesos, lo que les causa fracturas y disminuye su calidad de vida.

 

 

Entonces la salud de los huesos está conectada con la vitamina D, pues este facilita el calcio que es procesado por el hígado y los riñones.

La falta de esta vitamina también causa pérdida de fuerza y debilidad muscular.

 

¿Cómo obtener Vitamina D?

La principal forma es a  través de la luz solar, ya que la piel recibe directamente esta vitamina D y nuestro organismo se encarga de recoger toda la cantidad que necesita.

Exponiéndose la cara y los brazos al sol durante 15 minutos al día, sería suficiente para tener una cantidad adecuada de vitamina D. Eso sí evitar quemarse.

También se puede encontrar en alimentos, pescados como: salmón, sardinas, atún…, alimentos de origen lácteo, huevos y algunos cereales. Aunque tienen vitamina D no es la misma cantidad que te puede aportar la luz solar.

Otra manera de conseguirla es consultando a tu médico y que él te proporcione algún suplemento fármaco.

 

 

 

¿Qué causa esta pérdida de vitamina D?

  • No se exponen tanto al sol.
  • Deficiencia en la absorción cutánea.
  • Tienen problemas del hígado o los riñones para transformar esta vitamina D.
  • No ingieren la suficiente en sus alimentos.