En el Mundillo de la Ayuda a Domicilio reconocemos El Síndrome del Cuidador como una de las Condiciones más Comunes entre los Profesionales. Se trata de un Problema casi tan Serio como los que sufren los Pacientes Dependientes de un Cuidador. En casos Avanzados de este Síndrome los Miembros de la Familia del Paciente que actúen como Cuidadores de un Dependiente pueden verse Desbordados y necesitar la Ayuda de Profesionales como los de Renacer.

El Síndrome del Cuidador se presenta cuando una Persona que desarrolla el Rol de Cuidador Principal de una Persona Dependiente de forma Constante y Continuada sufre un Desgaste Físico, Psicológico o de su Salud en General. Esto también puede ocurrirle a los Profesionales de la Ayuda.

 

¿Qué lo causa?

  • Las Largas Horas (a veces el Día Entero) de Trabajo Manual cuidando de otra Persona, lo cuál de por sí es Agotador Físicamente.
  • La Sensación de que el Trabajo de Cuidador no está Agradecido como se debe, ya sea por el Paciente o por la Sociedad en conjunto.
  • En casos de Cuidadores dentro de la Familia del Paciente, la falta de Remuneración pese a Invertir horas y horas de Esfuerzo.
  • En los peores casos, el Mal Comportamiento, Ingratitud o Personalidad Fastidiosa de la Persona Dependiente pueden ser Cargantes y sobrellevar la Paciencia del Cuidador.
  • El Peso de la Responsabilidad de tener otra Vida en tus Manos y lo que podría ocurrir en caso de Fallar.
  • La Carga Económica que supone Cuidar, Alimentar y Vestir a una Persona Dependiente cada Mes. Especialmente si la Enfermedad es Crónica.

 

¿Cómo se manifiesta?

  • Agotamiento tanto Físico como Psicológico.
  • Episodios de Estrés de Variable Intensidad y Ansiedad Constante.
  • Mal Humor e Irritabilidad. Puede terminar en Resentimiento al Paciente, lo que puede llevar a Malos Tratos.
  • Trastornos del Sueño como la Narcolepsia y el Insomnio.
  • Reacción Exagerada o Extremadamente Emocional a las menores Críticas y Desavenencias. Incluso con aquellos fuera del Entorno de la Relación Cuidador-Dependiente.
  • Dolores, Problemas Respiratorios y Taquicardias.
  • Pérdida de Interés en el Paciente y su Bienestar que puede Evolucionar en Desesperanza. Si se deja llevar el Cuidador puede contemplar Ideas Suicidas para escapar de su Situación.
  • Pérdida de Facultades Físicas y/o Mentales que pueden Disminuir la Capacidad del Cuidador de Cuidar a su Paciente.

 

Aún con todo, existen Métodos para Aliviar el Síndrome del Cuidador. Lo más Importante es reconocer que no se puede más y tratar de Solucionarlo.

 

¿Cómo superarlo?

  • La Primera y más Efectiva Opción es Descansar durante un Tiempo. Siempre que sea posible Delegar algunas o todas las Tareas de Cuidado en una Persona de Confianza o Profesional de la Ayuda a Domicilio, como los de Renacer.
  • Acudir a Métodos de Ayuda Psicológica como una Intervención Cognitivo-Conductual o una Terapia de Grupo.
  • En caso de carecer de Tiempo, Contactos o Dinero para las anteriores Opciones, se deben idear Métodos para Aliviar el Trabajo Diario o Canalizar los Sentimientos Negativos que le causan al Cuidador en fines menos Auto-Destructivos. Se recomienda preguntar antes al Médico.

 

 

El Síndrome del Cuidador