¿Qué es la Disfagia?

Es la dificultad que tiene una persona para tragar sólidos o líquidos.

Puede ser:

  • Cuando se introduce el alimento o líquido en la boca.
  • Que tengan alguna dificultad al masticar.
  • Tener dificultades al tragar los alimentos o líquidos hacia la faringe.
  • Tener dificultades al desplazar la comida o líquidos hacia el estómago.

¿A qué personas afecta más?

  • Personas mayores.
  • Personas que sufren daños cerebrales como puede ser un Ictus, u otras enfermedades como el Alzheimer o Párkinson.
  • Quienes sufren afecciones a la tráquea.

¿Por qué es peligrosa la disfagia?

Pueden causarles problemas de malnutrición y deshidratación. Además de tener riesgos en los conductos respiratorios, como infecciones, neumonía y atragantamientos que pueden llegar a provocar la muerte por asfixia.

También es importante saber que hay dos tipos de disfagia:

  • La disfagia orofaríngea: esta se produce en la fase oral, donde se introduce la comida o el líquido y se procede a masticarla. Después se pasa a la fase faríngea, donde la lengua recoge la comida y lo envía a la faringe. Y aquí es donde se pueden producir los posibles atragantamientos.

Las causas más frecuentes:

  • Por pérdida de dientes y muelas.
  • Desajustes en las prótesis dentales.
  • Pérdida de peso.
  • Los músculos responsables de la masticación están más débiles o atrofiados.
  • Ya no producen tanta saliva.
  • No captan tan rápido las órdenes del cerebro a los músculos.
  • Tumores.
  • Cirugías.
  • Inflamaciones o infecciones.
  • Lesiones vertebrales y vasculares.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Párkinson
  • Alzheimer o demencia.
  • Diabetes.

 

 

  • La disfagia esofágica: esta se produce una vez la comida ha pasado la faringe y llega al esófago.

Las causas más frecuentes:

  • Tumores.
  • Estrechamientos en el esófago.
  • Cirugías.
  • Aneurismas.
  • Espasmos del esófago.
  • Diabetes.

Tipos de disfagia que provocan esta dificultad para tragar:

  • Mecánica: esta dificultad surge por problemas físicos como pueden ser malformaciones, o por transformaciones provocadas por la edad.
  • Neurológica: está provocada por un traumatismo craneoencefálico, como un ictus, Párkinson, Alzheimer, esclerosis múltiple.
  • Farmacológica: es provocada por efectos secundarios de medicación, cirugías, radiación o intubaciones.

¿Cómo darnos cuenta de que la persona tiene estas dificultades?

  • Come mucho más despacio.
  • Ya no maneja con facilidad la comida en la boca.
  • Se le cae la saliva con frecuencia.
  • Como trozos pequeños y aun así le cuesta tragarlo.
  • Sigue teniendo restos de comida después de haberla tragado.
  • Ya no quiere comer alimentos que antes comía sin dificultades.
  • Tiene dolor al tragar.
  • No quiere beber ningún líquido.
  • Se atraganta con frecuencia.
  • Perdida de peso.
  • Tiene a menudo infecciones respiratorias.