Uno de los aspectos Esenciales del Cuidado de Personas Dependientes es el de las Personas en Silla de Ruedas. Ciertas personas ven su Movilidad Reducida por diversos tipos de Condiciones Médicas, algunos más que otros. Aquellos que tengan dificultosa la movilidad de la parte inferior de su cuerpo deberán usar Silla de Ruedas como método principal de Locomoción.

Si bien muchas de estas pueden vivir una vida relativamente normal pese a su condición y no necesitan de un Cuidador, no siempre es el caso. A veces, ya sea por Avanzada Edad o por otras particularidades, requerirán de Cuidados Extensos por parte de Familiares o un Profesional del Cuidado Dependiente.

Cada caso tiene métodos de cuidado específicos, pero desde Renacer queremos trasladaros otra cosa. Las generalidades del Cuidado de las Personas en Silla de Ruedas:

 

Consejos Básicos

Existen algunas cosas que todo Cuidador que se precie debe tener en cuenta: revisar el estado de la silla de rudas antes de usarla, escuchar a la persona a la que se cuida y utilizar una mecánica corporal adecuada para asegurarse de que el paciente no tenga molestias o dolores. Además hay que asegurarse que no haya peligros de tropiezo para el paciente en la casa y que este lleve zapatillas antideslizantes.

 

Trasladar desde la silla a otras superficies (camas, asientos, baño)

  • Colocar la silla de ruedas pegada al lugar pero sin incomodar la entrada.
  • Poner frenos y separar el reposapiés.
  • Levantar el cuerpo de golpe. Con rodillas flexionadas y la espalda recta.
  • Evitar que el paciente se agarre de nuestro cuello. Es peligroso para ambos. Mejor la espalda.
  • Nunca tirar de los brazos o de las axilas.
  • Colocar a la persona de forma suave y deliberada.
  • Estirarle las piernas manualmente en una posición cómoda según la superficie.

 

Ayudar al paciente a enderezarse

  • Si el paciente puede levantar las nalgas
  • Ponerse detrás y agarrar la zona de la pelvis.
  • Pedirle que levante un poco las nalgas tras inclinar el tronco.
  • Empujar el tronco hacia atrás.

 

  • Si el paciente no puede moverse en absoluto
  • El paciente debe cruzar los brazos en su abdomen.
  • Se debe agarrar al paciente por las axilas y encima de los brazos
  • Poner la pierna hacia atrás, inclinar el tronco hacia delante y hacer un preciso y rápido tirón hacia atrás.

 

Lidiar con escalones

  • Bajar
  • Asegurarnos de tener suficientes fuerzas para la operación.
  • Levantar las ruedas delanteras y deslizar las traseras lenta y suavemente.
  • Hacer cada escalón individualmente.
  • Usar nuestro cuerpo como contrapeso.

 

  • Subir
  • Inclinar la silla y empujar usando las barras (si las hay) de apoyo.
  • Estar seguro de que las ruedas delanteras estén sobre el escalón antes de levantar las traseras.
  • En cualquiera de los dos casos anteriores, siempre será mejor levantar la silla entre dos personas.

 

Cuidado de las Personas en Silla de Ruedas