La depresión es un problema psicológico que afecta a gran número de personas mayores. En Ayuda a Domicilio contamos con profesionales que se encargan de cuidarlos para que estén bien tanto físicamente como mentalmente.

Algunos consejos para evitar la depresión en personas mayores son:

Apoyo y comprensión familiar: Aunque nosotros les acompañamos día a día, la familia juega un papel fundamental, ya que está en una etapa de la vida donde se encuentra ya más vulnerable, limitado y dependiente. En este sentido, resulta fundamental escucharlo y tratarlo con mucho cariño.

Mantener contacto con otras personas mayores: Nos encargamos de que estén en contacto con otras personas mayores para evitar que se sientan solos, puesto que para evitar la depresión es importante que la persona anciana mantenga relaciones sociales. El aislamiento social es una de las causas primordiales de la depresión, y además su prolongación diaria y cotidiana agrava esta considerablemente.

Realizar actividades lúdicas: siempre es conveniente dedicar y disfrutar de un buen momento de ocio, teniendo en cuenta y adaptando las actividades a las capacidades del adulto mayor. Son muy recomendables las actividades con dinámica de grupos en las que se fomentan las emociones como talleres de risoterapia, terapia de baile o abrazoterapia.

Practicar ejercicio físico: nos encargamos de que realicen ejercicio físico dos o tres veces a la semana. Es beneficioso para levantar el ánimo, ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y ofrece múltiples beneficios para la salud.

Tomar el sol y reír: Con el buen tiempo es fundamental que las personas mayores salgan a pasear por zonas verdes y soleadas. Los rayos ultravioleta que absorben nuestro cuerpo hacen que generaremos serotonina, la hormona que hace que nos sintamos más felices y contentos.