Para que nuestros mayores no tengan complicaciones y se sigan sintiendo cómodos y seguros en sus casas, lo que podemos hacer es adaptar ciertas zonas de la casa. Esas zonas donde les es más complicado valerse por sí mismos y que gracias a estas adaptaciones pueden seguir haciendo sus tareas de forma normal o sin necesitar tanta ayuda.

Baños adaptados:

Para que nuestros mayores sigan teniendo independencia a la hora de su aseo diario, le podemos ayudar equipando el baño con una serie de elementos como:

  • Asideros y barras, antideslizantes o un escalón con barandilla.
  • Asientos giratorios o asiento abatible a ducha.
  • Camillas de ducha abatible.
  • Elevadores de bañeras y WC.
  • Sillas para ducha o sillas con ruedas para ducha.
  • Lavabos adaptados.
  • Sillas con inodoro.
  • Soporte de ayuda para WC.
  • Tablas para bañera.
  • Taburetes para baños.

 

 

Camas adaptadas:

¿Qué utilidad tienen estas camas?

Pues su cometido principal es mejorar la calidad de vida de personas con problemas de movilidad o con alguna dolencia. Además de facilitar las tareas a quienes les cuidan.

Estas camas al ser articuladas evitan que el peso caiga sobre un punto en concreto y que así se distribuya y mejore el descanso de la persona, también ayudan a eliminar molestias musculares y posturales comunes.

Y destacan sobre todo por su versatilidad y comodidad. Ya que la persona que duerma en esta cama consigue una posición adecuada evitando dormir en una superficie plana y sufrir así tensión muscular. También se adaptan a todas las partes del cuerpo y permiten hacer un mayor número de movimientos sin que el cuerpo tenga que moverse demasiado.

Además, suelen tener motores eléctricos y se accionan con mandos a distancia. Por otra parte, también hay modelos que tienen somier elevable y así es más sencillo hacer la cama.

Como resumen de los beneficios que aportan:

  • Mejoran la circulación sanguínea.
  • Permiten independencia a la hora de dormir. (ya que hay camas de matrimonio, pero estas están divididas a la mitad, donde cada uno puede adaptar su lado como más cómodo le sea).
  • Reducen los dolores.
  • Las camas son mucho más cómodas.

 

 

Accesorios:

Hay accesorios que ayudan a llevar una vida más cómoda y segura. Estos tres no pueden faltar en ningún hogar:

  • Mando a distancia: debe tener letras grandes y básicas, para que así su uso sea más fácil.
  • Teléfono: también deben tener las letras grandes o para que les sea más fácil, las teclas pueden tener las fotos de las personas a las que quiere llamar.
  • Tabla de transferencia: esta tabla pasa de un asiento a otro con poco esfuerzo y más seguridad.